lunes, abril 30, 2007

EL VALOR DE VIVIR

La imagen, como es costumbre de Pedro Beítez Hidalgo
Escucho las razones, aparentemente diversas, de todas las amables personas, que desde su soledad, pretenden “protestar”, “quejarse”, “hacer público”, en la intimidad de un solo interlocutor, su propia insatisfacción por la vida.
Todas las razones, todas ellas las resumo en una, FALTA DE VALOR….



El miedo habla o enmudece, en cualquier caso, nunca acierta, mientras que el valor, incluso en su error, nos da frutos incalculables

Siempre obtuve más beneficios del error que provocó una decisión valiente, que el retroceso que me ocasionó el miedo de permanecer intentando evitar un cambio (por no aceptar que ya había sucedido) o el de andar caminos por otros transitados…

Cansada de encontrar a niños vestidos de hombres, medio hombres, que se olvidaron de su niño, niñas vestidas de abuelas, medio mujeres vestidas de sumisión y pocas mujeres solas buscando los pocos hombres solos..

Me cansé de tanta patraña, me he hartado de tanto respeto por las no conductas humanas


Aquel que ama lo que hace, nunca muere
Amar es nacer y nacer vivir

Estoy algo cansada
De escuchar tanto corazón
Desvalido de su esencia
Vagabundos de mundos
Perdidos de inocencia

Harta de falsos lamentos
De escuchar lo que callan
historias inacabadas
principios sin finales
huidas sin pisadas

No quiero más que decir
Que el temor a decidir
Es falta de responsabilidad
Para querer vivir

El hombre nació con el don
Para usar el libre albedrío
El que decide olvidarlo
No percibe que ya decidió
Pertenecer a un mundo sin color
Ajeno de voluntad
Y carente de compromiso real

NO me vengan a contar
Aquello que ya aprendí
En el entrenamiento de la vida
No hay otra, sino siempre decidir

Aprendí que el error que ocasionó mi valentía
Fue siempre más enriquecedor y fructífero
Que el desasosiego y débito que mi miedo provocó

Aprendí que nada perdura, todo se transforma
Que debo seguir cambiando, andando, participando


No vengan a contarme lo que ya sé..
No me digan que enloquecen por no ser queridos,
aprendan a amar sus vidas,
regándolas de valentía

Dejen de participar en el mundo enloquecido,
Lleno de acomodados en la tristeza
Perezosos disfrazados de desgracia
Que culpan al azar de su desdicha…

Y Cuando llamen a mi puerta,
Por favor, quédense en el salón,
Donde tengo instalado
Un amplio recibidor

No entren en la cocina
Pues ésta es mi pequeño rincón
Donde se cuecen mis sentimientos
Con ingredientes de emoción,
Bajo el calor de la llama
De un gran fogón

En el patio, encontrarán flores, luz y color
Pueden disfrutar el paisaje
Y de algún “canapié” que de la cocina sale,
Pero no vayan a entrar en el lugar
Donde habita el corazón
De esta casa que tanto
Tiempo me llevó

Preparen antes las suyas,
No traigan un zurrón
Pues en la puerta en grande pone
prohibido robar, mendigar y
llevarse la ilusión








14 Comments:

Blogger Marlu said...

Hola sarsillo, hoy paso por aquí, y ya veremos cuando vuelvo, pero no importa, hoy me paso por tu casa. Vengo con el zurrón lleno de fuerzas y dando gracias por poder llevar la situación (de momento), pero sí, a veces faltan las fuerzas, y hay que buscar dentro de una para seguir y además con buena cara y disfrutando.
Hoy tenía a mi hija quejica, y le voy explicando lo bueno que es lamentarse “un ratito” y parar, para poder seguir disfrutando de todo lo bueno que tenemos.
Estoy convencida de que a mi hija le va a pillar “el carrito del helado” varias veces en su vida, y tiene que aprender a seguir con la sonrisa en el corazón, no hay otra.
Es bueno pasarse por este blog, se nota que te gusta mirar hacia dentro e ir recomponiendo tu mundo interior.
En el tiempo que te veo con el blog, se nota una evolución. Escribir es terapéutico y sirve para dejar pensamientos y sentimientos innecesarios en el camino.
Un beso.
Por cierto, muy bueno el poema.

10:11 p. m.  
Blogger Camilo said...

Lo malo de dejar a la gente en el recibidor (lo sé por propia experiencia) es que te pierdes las conversaciones de cocina, que son las más distendidas y calidas, con un café en un cazo, sin adornos; con una relajación total. No soy quien para dar consejos, pero mejor deja la puerta de la cocina abierta.

5:14 p. m.  
Blogger pensando con el corazon said...

Mariu:

Muchas gracias por pasar por casa, siempre eres bien recibida.. y más aún cuando sé que estás en una rachilla dificil. Estoy segura que tu hija aprenderá mucho de ti y de la fuerza que posees. Un beso

8:32 p. m.  
Blogger pensando con el corazon said...

Camilo:
Ante todo, gracias por tu visita y comentario
Lo del consejo me encanta.
El escrito sólo va "dirigido" a unas personas determindas, para las demás, y quien me conoce lo sabe, ni siquiera hay puerta en mi cocina
Un abrazo
Sarsillo

11:04 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hoy leyéndote he pensado que tengo una deuda pendiente con el amigo que me enseño a navegar por los blogs, de link en link y que mejor momento que este, gracias a él he disfrutado de momentos de lectura y reflexión magníficos.

Y a ti, gracias por compartir con nosotros tus senderos, que son los míos, los nuestros y dejarnos disfrutar de gratos momentos sentados en tu patio.
Gracias.
Trasto

7:56 p. m.  
Blogger mi despertar said...

Que lindo escrito. escribir es terapeutico bueno para el alma y cada dia lo haces mejor

4:05 a. m.  
Blogger El Verbo Sabio y Divino said...

Dicen que de los cobardes no se escribe nada.

12:06 a. m.  
Blogger Nerim said...

Precioso Post Sarsillo, a mi me encantaría tener una conversación contigo en la cocina, acompañando una buena infusión de manzana y canela y comiento un pedazo de bizcocho casero.

Por cierto, mi cocina si tiene puerta, pero siempre está abierta para el que quiera compartir algo de su calor.

Un beso

Nerim

5:19 p. m.  
Blogger pensando con el corazon said...

Trasto:

Te animo desde aquí a que incies tu propio blog, yo estaría encantada de leer lo que seguro es más que interesante

Mucha

Gracias por tus palabras, viniendo de alguien que escribe como tu.. buag!!!!

El verbo...

La primera vez que te veo, y ahora voy en busca de tus palabras...
Encantada de conocerte

Nerim

A mi también me encantaría, ya lo sabes..creo que no solo aprendería mucho de ti, sino que lo disfrutaría enormemente..
Un beso.. Pasaré por tu casa pronto, dale recuerdos a Miguel

8:57 p. m.  
Blogger Atlantica said...

HOLA Sarsillo:

Nunca sé muy bien si lo que entiendo despues de ller tus post es lo que quieres expresar o no acierto, pero bueno, creo que acierto en el sentimiento que tienes cuando escribes.

Yo creo que si elegimos lo que nos dice nuestro corazón seguro que acertamos, porque es la unica manera de estar a gusto con nosotros mismos, y no hay que suponer lo que van a pensar los demás, porque tal vez no acertemos.

Ya sabes lo que me escribió mi amiga, " no necesitas a nada ni a nadie" todo es como tiene que ser y todo está como tiene que estar, creo que es una frase de un Libro de A dee Mehlo, y yo estoy de acuerdo, la vida podemos vivirla como espectadores o disfrutándola.

Feliz dia de la Madre

Besos

7:18 p. m.  
Blogger Daniela said...

que lindo, yo tenia un profe en la U que siempre decia primero ordenamos nuestra casa interna y depues miramos hacia fuera

un abrazoooooooooooooooooo

9:07 p. m.  
Blogger Ferípula said...

Querida Sarsillo: qué paseo por cada habitación de tu casa,
de tu corazón.
Excelentes reflexiones...
Imprima y coloque en su heladera
o en su mesita de luz.
Léalo ante de dormir y refrésquelo al levantarse.

Te dejo un abrazo dominguero.
:)

7:38 p. m.  
Blogger Expresiones. Un Punto de Encuentro said...

Luego de un corto viaje a Colombia para visitar a mi Madre, ya estoy de regreso y ahora de visita en tu blog y veo unas sentidas y geniales letras con esa expresion que debemos siempre enfrentar y darnos el "valor de vivir" ante las adversidades de la vida.
Un abrazote amiga.

JAIMIE

3:26 a. m.  
Blogger LE MOSQUITO said...

Qué bueno, Sarsillo.
:)
Gracias.

8:51 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home